Poema Para Niños


Estos poemas están dedicados con ternura
a los niños hacedores de diabluras,

a los que tienen un lugar secreto
para guardar tesoros indiscretos,

a los que saben del sol cerca del río
o en los caminos que cruzan el baldío,

a los que buscan charcos inocentes
y chapotean sin inconvenientes,

a los que tienen rincones de cosquillas
y agujeritos en las zapatillas

a los que siembran semillas de alegría
para que el mundo nazca cada día.